Buscar
  • Comcorp

El PR es mucho más que impactos en prensa


Uno de los entregables que con gran expectativa reciben las compañías que contratan servicios de asesoría y gestión de comunicación externa son los reportes de cobertura.

Estos entregables, que pueden presentarse de manera mensual, o al finalizar algún proyecto de comunicación, incluyen tanto número de impactos como su valor correspondiente, según se trate de publicaciones en plataformas audiovisuales, escritas u online. Sirven para evaluar la efectividad de los asesores de prensa. La interpretación se traduce en: a mayor número de impactos de mayor valor publicitario, más efectividad de la agencia o del asesor de prensa.

Sin embargo, oculto queda todo el trabajo que hay detrás. Previamente, para lograr esas publicaciones, se pasa por un proceso de numerosas acciones hasta lograr los impactos noticiosos. Entre estos pasos, se enumeran la preparación de voceros, o media training, hacer pitch a los editores de prensa, hacer seguimiento de acciones, preparar y facilitar documentos y archivos complementarios (briefs, biografías, Q&A, media requests, videos, fotografías), entre otros.

Y detrás de estas acciones, hay un trabajo estratégico que pasa por considerar tres claves en las acciones de PR: historia correcta (diseño y selección de un mensaje clave, que es el que queremos que recuerde el target), en el lugar correcto (segmentación de los principales medios de comunicación estratégicos en donde aparecerá la historia), en el momento correcto (hay momentos clave que resultar ser oportunidades noticiosas imprevistas gracias a la coyuntura mediática).

De manera que, si bien el KPI clásico de las acciones de comunicación externa son los impactos que aparecen en prensa, quizás sea el momento para empezar a considerar también estas otras acciones. Ello considerando, además, que no siempre todo lo que hay tras bambalinas se traduce en publicaciones noticiosas en medios periodísticos. Después de todo, hacer PR es mucho más que lograr impactos en la prensa.


Autor:

Vanessa Quinde Montero

Consultora en Comunicación

33 visualizaciones0 comentarios